Llamazares apela a conseguir en esta legislatura la “igualdad real” de los homosexuales.
Más de doscientas personas convocadas por diversas organizaciones homosexuales se concentraron el dia de ayer ante la sede del Partido Popular (PP) para defender los derechos de este colectivo y compartir “el menú de la homofobia popular”: perritos calientes, tortillas, peras y manzanas.
Sobre el menú, ha explicado, han elegido “salchichas y tortillas porque el candidato del PP por Albacete Dimas Cuevas dice que es lo que servimos en nuestras bodas”, mientras que las peras y manzanas aluden a la concejala de teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, quien les “comparó con una serie de frutas que, según ella, no se podían compaginar”.
En la concentración, que concluyó con la lectura de un manifiesto, se corearon frases como “báculos y gaviotas, nos toman por idiotas”, “PP, racista, homófobo y fascista”, “me gustan las peras, me gustan las manzanas y en la cama me meto con quien me da la gana”, o “Mariano Rajoy, aprovecha y dilo hoy”.
“Sueños”. Mucho acarició ayer Gaspar Llamazares esa palabra. Empeñado como está en articular una campaña en positivo frente a las “fobias” que inocula el PP y el “todo ya está hecho” del PSOE. “No podemos movilizar por dramatismo, sino mediante propuestas que ilusionen, por sueños. La tensión disuade al electorado”.
Boti García animó al voto a Izquierda Unida, “la única que da la batalla a la homofobia”. “Votar al PP es un suicidio. Daría alas a los Aguirre, Botella, Benigno Blanco…”.